Volver

AIDA

Analizado por Amanda Delgado, Isabel de Salas


Definición

Forma nemotécnica que muestra todos los estados de ánimo ante los que pasan las personas debido a una oferta determinada. Las siglas significan: Atención, Interés, Deseo y Acción. La Atención: Se refiere a la captación de unos determinados estímulos en función de la forma de vida de cada persona, y de sus circunstancias en cada momento. Hay que llamar la Atención de forma respetuosa. El Interés: Es la inclinación hacia un producto determinado que se consigue a través de una atención continuada sobre dicho producto. El Deseo: Conseguir producir el deseo de un producto en un consumidor se consigue a través de la demostración de las características de dicho producto. Se trata de crear la sensación de necesidad de poseer dicho producto, de forma que se cree una sensación de la necesidad de satisfacción por parte de dicho producto. La Acción: Se trata de conseguir que un consumidor reaccione ante un anuncio publicitario invitandolo a comprar el producto. Así podemos decir que el método AIDA busca llamar la atención de un consumidor con respecto a un producto y después, trata de crearle un interés determinado hacia el mismo, estimulando su deseo para luego invitarlo a comprar dicho producto.

Análisis

El método AIDA ha sido fuertemente criticado por no haber demostrado empiricamente como se pasa de un estado a otro, y como realmente se consigue la acción. Como modelo teórico es impecable pues nos muestra los 4 objetivos básicos de cualquier comunicación comercial: conseguir notoriedad (atención), que lo que se transmita interese y apetezca (implicación y pertinencia en Tomás Camarero) y que actúe en el sentido pretendido. Pero no se ha conseguido demostrar cientificamente el hecho de que cuando un individuo pasa de una etapa a otra aumente la probabilidad de actuar en el sentido pretendido (compra, voto, etc). Existen más aspectos en el proceso de conducta humana que este modelo deja fuera (capacidad de reflexión, actitudes consolidadas, motivaciones, filias y fobias, retroalementación...) que intervienen en el propio proceso hacia la acción. Por otro lado, esta teoría nacida a finales del siglo XIX en donde los mercados eran relativamente dominables por el número de productos ofertados y sus marcas, no es fácil de aplicar en el siglo XIX en donde el número de productos similares, de marcas y de impactos rompen cualquier proceso predeterminado. No obstante el modelo AIDA, dió paso a la evolución de otros modelos como el AIDCAS: Atención, Interés, Deseo, Convicción, Acción y Satisfacción. y al modelo DAGMAR: Atención, Comprensión, Convinción y Acción.
Definiciones de otros Diccionarios
Glosario de términos de Marketing Directo
Formula que se utiliza para el desarrollo de mensajes publicitarios y que corresponde a las iniciales de Atención, Interés, Deseo y Acción. Cualquier comunicación publicitaria tiene que captar inicialmente la atención del receptor, despertar su interés, provocar un deseo e incitar a la acción. Todo ello en base a un desarrollo argumental que busca la reacción del público objetivo.
Marketingdirecto.com
Una de las reglas más conocidas a seguir para componer un mensaje publicitario. La palabra AIDA se compone de las siglas de los conceptos americanos de atención (attention), interés (interest), deseo (desire) y acción (action). Con relación a la estructuración de los elementos publicitarios, se traducen en: en primer lugar, hay que llamar la atención, después despertar el interés por la oferta, seguidamente despertar el deseo de adquisición y, finalmente, exhortar a la reacción, u ofrecer la posibilidad de reaccionar al mensaje.
Materias Relacionadas
Publicidad
Bibliografía
Eficacia Publicitaria. Teoría y Práctica.
Autor: Sánchez-Franco, M.J.,
Editorial: McGraw-Hill Madrid. Año:
Materia: Comunicación empresarial


© Universidad CEU Cardenal Herrera 2007 |